viernes, 12 de febrero de 2010

Digamos Copenhague de momento

"-No puedo estar dos años en París, Julian.
Julián miró largo rato en silencio y me sonrió.
- ¿Por qué no? ¿Alguien te espera?"


Lleva semanas escuchando la misma canción de manera involuntaria, pone el aleatorio en cualquier lista de reproducción y.. ahí está.
Cree que la persigue, pero Cabeza de Rosa sabe que es ella quien la busca.
Sea como sea sus versos no salen de su cabeza, justo ahora...


- Preveo una buena partida de ajedrez en breves... - Augura Cabeza de Rosa-
- Y va a estar jodida, sí.
- Esperemos que no termine en tinta.

2 comentarios:

  1. el corría nunca le enseñaron a andar.

    ResponderEliminar
  2. tus micro actualizaciones son lo mejor
    creo que ya te lo he dicho, pero te lo repito

    ResponderEliminar